reel-pareja

“La media naranja”

A mi consulta vienen dos tipos de clientes referente al tema del amor en la pareja: los que están buscando una relación, pero por una razón u otra, no logran construir una relación de pareja duradera, y los que ya constituyen una relación de pareja, pero están traspasando una crisis, multiples conflictos e incomprensión, y quieren encontrar la salida de esa situación y nuevas formas de comunicación e interacción, romper el patron vicioso. Como puedo ayudar en ese asunto? Gracias a mi historia personal, mi profunda transformación y toma de consciencia sobre los procesos que estaban pasando en mi interior, a este tema le tengo un amor especial. Pude sobrepasar los obstáculos y crear una relación que siempre quise tener. Pude cambiar el patron enfermo y destructivo por uno consciente y sano. Soy feliz en mi matrimonio y tengo dos hijos. Estoy capacitada y tengo mucha ilusión por acompañarte a encontrar el camino a una relación plena, satisfactoria y feliz para ambos. Unicamente usaré los métodos que he aplicado a mi misma y han resultado eficaces. Durante el proceso de terapia vamos a mirar si hay escenarios repetitivos en tu vida o bloqueos, y juntos abriremos un nuevo camino a las relaciones armoniosas y sanas.

Estamos buscando una relación haciendo el referente a nuestro modelo de la familia de origen. E incluso si queremos crear un guión diferente de nuestra vida, el subconsciente es muy poderoso. Hagamos lo contrario o lo mismo que hicieron en nuestra familia de origen – son las dos caras de la misma moneda. Solamente poniendo consciencia podemos cambiar esos guiones predeterminados y crear uno nuevo a nuestro gusto. Contra más nos conozcamos y aceptemos a nosotros mismos, siendo conscientes de nuestras necesidades, más fácil que encontremos a la persona compatible con nosotros. El primer paso para aceptar al otro tal como es, con sus virtudes y sus carencias, es aceptar a nosotros mismos tal como somos.

La crisis en una pareja

Terapia de pareja se necesita cuando todos los recursos de negociación y resolución de conflictos dentro de la pareja están agotados. La comunicación es una parte muy importante en una relación, pero muy pocas veces sabemos como comunicarnos eficazmente, como escuchar y sobre todo oír, como expresar lo que nos pasa sin herir al otro. Os puedo ayudar a negociar y mediar, ser la tercera parte neutral, que os escuchará y acompañará sin tomar partido. El trabajo es complejo ya que cada uno de pareja viene de una familia diferente. Muchas veces la colisión no es solo entre las dos personas sino entre los dos sistemas familiares, que tienen sus valores y su educación. Muchas veces pedimos a la pareja aquello que no nos dieron nuestros padres, cerrar los asuntos pendientes de cada uno con sus padres facilita mucho la vida en pareja. Para resolver una crisis de pareja se necesita el esfuerzo y el deseo de las dos partes. En realidad todo el proceso es similar a la terapia individual. Os preguntaré que os ha traído a la consulta, como os sentís con la situación, que le precede. Espero que los dos seáis al máximo sinceros y estéis abiertos a hablar de eso. A veces hay tantos hechos y tantas emociones mezcladas que se requiere un tiempo para discernir la información relevante. Y a veces pasan tantos años antes de que la pareja decida acudir a la terapia que hay muchos reproches y resentimiento acumulados que es difícil incluso empezar a hablar sobre el tema. Dependiendo del proceso, os puedo pedir venir algunas sesiones por separado para poder hablar con cada uno individualmente. Sexualidad, comunicación, confianza, valores y objetivos en común son los aspectos importantes en una vida de pareja, y si en alguna de ellos hay una brecha, ésta afectará a las demás esferas. Nunca es tarde para pedir ayuda, incluso si habéis tomado la decisión del divorcio, con la ayuda del especialista lo podéis hacer de la manera más amistosa posible, especialmente si hay niños por el medio. La crisis de pareja puede transformarse en algo muy bonito y la pareja puede salir fortalecida, pero a veces la mejor decisión es acabar la relación y permitir a cada uno rehacer su vida. Estoy casada y tengo 2 hijos lo que para mi es un apoyo práctico a la hora de consultar parejas. Aparte de los métodos terapéuticos, siempre puedo dar mi opinion como mujer y como madre sobre ciertas situaciones.

 

Dejar un comentario